top of page

Errores comunes en entrevistas de trabajo

La entrevista de trabajo es una de las etapas más importantes en el proceso de búsqueda de empleo, y cometer errores durante la entrevista puede disminuir significativamente tus posibilidades de éxito. A continuación, te presentamos algunos de los errores más comunes que los candidatos cometen en las entrevistas de trabajo y cómo evitarlos:


Llegar tarde o mal preparado: La puntualidad y la preparación son cruciales para causar una buena impresión en los entrevistadores. Llegar tarde puede demostrar falta de interés o irresponsabilidad. Asegúrate de conocer la ubicación y llegar con tiempo suficiente. Además, investiga previamente sobre la empresa y el puesto, y lleva contigo copias de tu currículum y otros documentos relevantes.


Vestimenta inapropiada: La forma en que te vistes para una entrevista puede transmitir mucho sobre tu profesionalismo. Asegúrate de investigar el código de vestimenta de la empresa y opta por un atuendo que refleje un aspecto profesional y adecuado para el puesto.


No hacer contacto visual o tener mal lenguaje corporal: El contacto visual y el lenguaje corporal son aspectos importantes de la comunicación en una entrevista. Evita mirar hacia abajo o a un lado constantemente, ya que puede interpretarse como falta de confianza o interés. Mantén una postura recta y relajada y sonríe de vez en cuando para mostrar empatía y seguridad.


Responder de manera vaga o con respuestas memorizadas: Los entrevistadores buscan respuestas genuinas y bien fundamentadas. Evita dar respuestas genéricas o ensayadas. En su lugar, personaliza tus respuestas para adaptarlas al puesto y a la empresa, y proporciona ejemplos concretos de tus logros y habilidades.


Hablar negativamente de empleadores anteriores: Criticar a tus antiguos jefes o compañeros de trabajo puede hacer que te perciban como una persona problemática o conflictiva. En lugar de ello, enfócate en aspectos positivos de tu experiencia laboral anterior y en lo que aprendiste de ella.


No hacer preguntas: Al final de la entrevista, los entrevistadores suelen preguntar si tienes alguna duda o inquietud. No hacer preguntas puede interpretarse como falta de interés o de preparación. Prepara algunas preguntas relevantes sobre la empresa, el equipo y el puesto para demostrar tu interés y entusiasmo.


No agradecer al entrevistador: Agradecer al entrevistador al final de la entrevista y mediante un correo electrónico posterior es una muestra de cortesía y profesionalismo. Asegúrate de expresar tu agradecimiento por la oportunidad de entrevistarte y reitera tu interés en el puesto.


Hablar demasiado o interrumpir al entrevistador: Es importante encontrar un equilibrio entre escuchar y hablar durante la entrevista. Evita interrumpir al entrevistador o hablar demasiado sobre un tema. Escucha atentamente las preguntas y responde de manera concisa y clara.


Al evitar estos errores comunes en las entrevistas de trabajo, aumentarás tus posibilidades de causar una buena impresión en los entrevistadores y acercarte a conseguir el empleo deseado.




169 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page